No lo podemos evitar. A veces nos esforzamos tanto para traer buenos productos a precios competitivos, que tenemos que contarlo. Sobre todo cuando sabemos de sobra que hay otras marcas que no trabajan detalles que nosotros consideramos importantes para nuestros amigos y clientes.